candanchu hotel pirineos

Candanchú, la estación decana española, con 90 años de vida continúa siendo una referencia en el esquí aragonés y destino obligado para los amantes de los deportes de invierno que quieran deslizarse por sus más de 50 kilómetros esquiables.

Medio centenar de pistas para todos los niveles tiene esta estación de esquí en la que usuarios con diferentes habilidades pueda pasar una jornada inolvidable, un atractivo más para las familias que viajan con niños pequeños.

Su cercanía a Canfranc hace que a menos de 10 minutos las familias puedan alojarse en un hotel en Candanchú que cuenta con todas las comodidades de un hotel de ciudad pero en plena naturaleza y junto al río Aragón.

La pista Grande de Candanchú es un paráis para los más pequeños de la casa, las pistas y el jardín de nieve permiten a niños y familias disfrutar de sus primeros pasos en el esquí en un entorno seguro. Además, el ambiente lúdico está presente para ayudar a que los niños de dos a siete años tengan su primer contacto con la nieve.

Una de las ventajas para los esquiadores es que con un único forfait pueden tener acceso al dominio esquiable tanto de Candanchú como de Astún, los adultos pueden esquiar un día por 43 euros o mediodía por 31 euros.

Aunque esta temporada de 2019 ha tenido un comienzo tardío, la estación ya cuenta con más de 25 kilómetros esquiables, aunque en estos últimos días de enero se esperan grandes nevadas que podrían conseguir una apertura total. Pero si la nieve no acaba de atraerte, cerca de la estación de esquí el usuario puede adentrarse en un sinfín de actividades y deportes de aventura en el Pirineo aragonés que van desde un tranquilo paseo a caballo, construir tu propio iglú o probar las raquetas de nieve.

La estación de Candanchú, lejos de acomodarse en su veteranía continúa innovando y este año ha sido pionera en España de la aplicación de una técnica llamada ‘snowfarming’ y que consiste en almacenar la nieve con la que la estación contaba en abril cubriéndola con paja para utilizarla en la siguiente temporada. El resultado ha sido exitoso, se ha conseguido recuperar el 60% de los 12.000 metros cúbicos que se almacenaron.

También ha mejorado la accesibilidad acometiendo obras en las pistas y reformas en aparcamientos y apeaderos que se une a la mejora de los elementos de seguridad y señalética de la estación.